El Consejo General del Poder Judicial ha publicado los datos referidos a los  procedimientos judiciales que ha provocado la crisis durante el primer trimestre de 2014.

Comparamos los datos con los del mismo periodo del año anterior en

VIVIENDA

Se iniciaron 24.226 ejecuciones hipotecarias, un 13,9% más que en el mismo periodo del año anterior. Este incremento interanual sigue a las reducciones observadas en todos los trimestres de 2013.

Por comunidades autónomas, Cataluña fue la que más ejecuciones inició, 5.773, un 23,8% del total, seguida de Andalucía con un 19 %, la Comunidad Valenciana con un 17,4 %, y Madrid con un 8,2 %.

En cuanto a los lanzamientos practicados durante los primeros tres meses del año, la cifra fue de 18.492, un 5 % menos que en el mismo periodo de 2013. El 41,7 % de ellos se derivó de ejecuciones hipotecarias y el 53,8 % de la Ley de Arrendamientos.

El 23,1 % de los lanzamientos practicados se produjo en Cataluña, el 14,7 % en la Comunidad Valenciana, el 14,2 % en Andalucía y el 12,8 % en Madrid.

Los lanzamientos afectan a distintos tipos de inmuebles, no solo a viviendas.

El total de ejecuciones hipotecarias desde que comenzó la crisis ha sido de 498.035 ejecuciones hipotecarias.

Entre 2008 y 2013 la ejecución de primeras viviendas creció un 40%.

MERCADO DE TRABAJO

Las demandas laborales por despido que recibieron los Juzgados de lo Social cayeron por tercer trimestre consecutivo.

Disminuyeron un 18%,  pero aún y así alcanzaron la cifra de 34.327 demandas.

Por Comunidades Autónomas, la primera es Madrid con 6.276 demandas por despido, un 18,3 % del total nacional, le siguen Cataluña, Andalucía y Valencia.

La única Comunidad en la que el número de demandas por despido se incrementó respecto a las presentadas en el primer trimestre de 2013 fue Navarra. En los tres primeros meses de 2014 se registraron 470, mientras que en el mismo periodo del año pasado se registraron 322.

PROCEDIMIENTOS MONITORIOS

Los procedimientos monitorios presentados en los tres primeros meses del año en los Juzgados de Primera Instancia fueron 170.973, un 24,6 % más que en el mismo periodo de 2013. El incremento se explica porque la cifra del año pasado,137.260, fue excepcionalmente baja a consecuencia del impacto de las tasas judiciales.

El 19,5 % de los procedimientos monitorios se registró en Andalucía, seguida de Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana.

Desde el tercer trimestre de 2008 los juzgados han recibido 4,2 millones de reclamaciones de este tipo.

CONCURSOS DE ACREEDORES

El número de concursos presentados en el primer trimestre de 2014 fue de 2.174, un 32,2 % menos que en el mismo periodo del año anterior.

Esta es la cifra más baja desde el cuarto trimestre de 2011, cuando se registraron 2.124.

En los tres primeros meses del año se declararon un total de 1.699 concursos, a los que se añaden los 223 declarados y concluidos al amparo del artículo 176 bis 4 de la Ley Concursal, que permite acordar la conclusión por insuficiencia de masa en el mismo auto de declaración de concurso.

Además, durante el primer trimestre de 2014 llegaron a la fase de convenio un total de 468 concursos, mientras que iniciaron la fase de liquidación 1.504, lo que supone un descenso del 2 % respecto al mismo periodo de 2013. Es la primera evolución interanual negativa que se registra desde el tercer trimestre de 2008 en los concursos que llegan a la fase de liquidación.

En el periodo estudiado se presentaron 363 expedientes del artículo 64 de la Ley Concursal, relativo a la modificación sustancial de las condiciones de trabajo de carácter colectivo.

Por Comunidades Autónomas, Cataluña sigue siendo la que registró el mayor número de concursos: 455, lo que supone el 20,9 % del total nacional. Le siguen la Comunidad Valenciana, Madrid y Andalucía, cuya número de concursos  son el 14,6 %, el 14,4 % y el 14,2 %, respectivamente.

CONCLUSIONES

La muestra de la información se refiere a un periodo de tiempo muy corto, el primer trimestre de 2014, por lo que sacar conclusiones generales y definitivas es poco riguroso.

No obstante, si los datos se van confirmando con el tiempo, podríamos decir que la información judicial confirmaría un punto de inflexión en la crisis, a pesar de que tanto en número de ejecuciones hipotecarias y de monitorios aumenta. Esta afirmación se basa en otros dos datos de las estadísticas, la caída del número de concursos presentados, un 32% menos, y del número de demandas por despido en los Juzgados de lo Social, un 18%, ya que en estos casos la realidad a la que responden es más inmediata.

Es bien sabido por los analistas que cuando se comienza a salir de una crisis sus secuelas se alargan bastante tiempo después. En el caso de las deudas bancarias el tiempo transcurrido desde que se impaga hasta que se ejecutan suele ser muy largo, por lo que las estadísticas que hoy vemos responden a hechos muy anteriores al de la presentación de las correspondientes demandas.

Por el contrario la presentación de solicitud de un concurso o el despido de un trabajador pueden ir precedidos de una larga deliberación y después de atravesar grandes dificultades, pero la decisión tiene una inmediatez que no es comparable a la de los casos anteriores, por ello la bajada de estos dos tipos de procedimientos judiciales es una buena noticia que esperamos que el tiempo confirme.

Quizás el hecho más relevante que destacan las estadísticas es la caída de un 32% de los procedimientos concursales, lo que indica que el tejido empresarial español empieza a estar saneado con empresas que logran beneficios y pueden pagar sus deudas. Estas empresas serán las que más se beneficien de los 400.000 millones de euros que el BCE les va a destinar. De estos millones a España le corresponden unos 50.000, una cifra que si llega a la economía real dará un fuerte impulso a nuestra economía.

Una cifra que además supondrá un abaratamiento notable de la financiación a las empresas.

Share This