SOMOS EXPERTOS EN RECUPERACIONES

Más información
Un mes para terminar el año y siguen los descensos en las tasas de morosidad

BY IN Sin categoría On 25-11-2014

El último trimestre del año corriente parece estar siendo un periodo de enhorabuena en el descenso de la morosidad, tanto para las entidades financieras como para el comercio. Según los últimos informes, la ratio de créditos morosos para las primeras ha descendido en septiembre nada menos que 22 puntos básicos, alcanzando una cota del 13,05%, lo que la sitúa al nivel en que se encontraba hacía un año. En el caso de los comercios, la tasa de morosidad descendió un 21,7% respecto del año anterior, según las estadísticas del INE.

Si en un post anterior destacábamos la fluctuación de la morosidad, que hacía difícil predecir unos buenos resultados para el final de 2014, parecen estar cumpliéndose los mejores augurios de quienes sostenían que las tasas de morosidad habían tocado techo y ya sólo cabía esperar una lenta pero segura mejoría, siempre que no se produjera una catástrofe inesperada.

La caída de la morosidad en el caso de las entidades financieras, al parecer, está fundada en la reducción de activos dudosos, que el pasado mes de septiembre descendían 3.718 millones de euros por comparación al mes anterior. Pero también ha sido posible gracias a la descarga que ha supuesto la venta de carteras de impagados y fallidos, lo que quizá deba ser tenido en cuenta a la hora de interpretar las ratios, ya que estas cifras tan optimistas no serían signo de un descenso de la morosidad en sentido absoluto, sino sólo una descarga de lastre por parte de bancos y entidades financieras.Como ejemplo, Bankiafirmaba en octubre la venta de una cartera de créditos en la que los dudosos representaban algo más del 99%, o 766 millones de euros en términos absolutos. Tal operación, sin duda, permitirá a la entidad centrarse en operaciones de concesión de nuevo crédito.En esta carrera de descensos, Bankinter saca pecho, pudiendo hacer gala de haber alcanzado en octubre la tasa de morosidad más baja del sector, un 4,96%.

Los comercios, por su parte, a lo largo del mes de septiembre veían descender un 21,7% el total de efectos de comercio devueltos impagados, lo que lo situaba en una cifra absoluta de 275 millones de euros. Si se mira desde la perspectiva del importe medio, la cifratotal de dichos efectos se mostraba un 8,5% menor que el porcentaje correspondiente al mes de septiembre de 2013. En el caso de los efectos de comercio comprados a plazos y devueltos por impago de familias y empresas, también se alcanzaba una reducción del 14,5% por comparación con el noveno mes del año anterior.

En principio, por tanto, parece que no se van a cumplir los augurios de la Asociaciónde Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE), la cual predecía para este año 2014 una tasa de morosidad del 15% en el sector de las entidades financieras. Sin embargo, estos datos, por alentadores que sean, hay que tomarlos con perspectiva, ya que un descenso de las ratios de morosidad puede estar debido a multitud de factores que hay que analizar en particular.


SHARE THIS ON:

3 years ago / No Comments

25

NOV

No

Comentarios

recaredo

WRITE A COMMENT

El abogado querulante, antítesis de una solución real

BY IN Sin categoría On 18-11-2014

Querulante es un término bastante desconocido fuera del argot de los abogados. No así lo que dicho término significa, que es perfectamente conocido de todos. La querulanciaes un mal hábito exclusivo de los abogados. El abogado querulante es aquel que pone de manifiesto una excesiva facilidad para acudir continuamente a los tribunales, interponiendo precipitadamente toda clase de pleitos y demandas por cualquier nimiedad, incluso a sabiendas de que muchos de ellos no prosperarán, quizá por la falta de una debida preparación, quizá por la trivialidad del asunto, quizá por no haber agotado los recursos extrajudiciales previos. Así, querulante es un término formal que bien podría intercambiarse por pendenciero.

El mismo Código Deontológico, conocedor de la tradicional persistencia de este problema, prescribe en el Apartado 11 del Artículo 13: “El Abogado tiene la obligación, mientras esté asumiendo la defensa, de llevarla a término en su integridad, gozando de plena libertad de utilizar los medios de defensa, siempre que sean legítimos y hayan sido obtenidos lícitamente, y no tiendan como fin exclusivo a dilatar injustificadamente los pleitos”. Esto supone que la detestación de la pendencia constante y la trifulca judicial continua no sólo constituye un principio general, más o menos abstracto, sino que se ha positivado en una norma de naturaleza deontológica, aplicable a los abogados colegiados de todo el territorio nacional, y que puede tener incluso consecuencias de carácter sancionador por su incumplimiento.

En cualquier caso, es fácil comprender que un buen abogado no puede sino anteponer los intereses legítimos del cliente a los suyos propios, entendiendo bien que el interés principal del cliente es la solución de su caso, en el plazo de tiempo más breve posible, y utilizando los medios menos costosos, entendiendo menos costosos no sólo desde el punto de vista económico, pero especialmente éstos. En otras palabras, el interés del cliente no es sostener indefinidamente un pleito estéril, sino lograr el reconocimiento de sus derechos.

Especialmente esto es notorio en el ámbito de la gestión de impagos, donde la negociación y los recursos extrajudiciales pueden jugar un papel decisivo a la hora de recuperar la cantidad debida. La distancia infinita que media entre solvencia y liquidez es un principio básico, de cuyo equilibrio depende el sostenimiento y progreso económico de cualquier entidad. Más vale una deuda saldada que cien créditos disputados, porque, ¿de qué sirve ir a la quiebra cargado de razón?

Desde Libroley tenemos muy presente que la actividad del abogado va mucho más allá del mero litigio ante los tribunales. Sin descartar este último recurso, somos especialistas en la gestión pacífica de créditos, a fin de salvaguardar los derechos de todas las partes, pero especialmente los intereses de nuestros clientes. Porque sabemos que la querulancia estéril no puede sino desembocar en el desprestigio de la profesión, la saturación de los tribunales y el truncamiento de las expectativas del cliente, por eso nos hemos especializado en la búsqueda de soluciones pacíficas extrajudiciales. Y la experiencia de años nos confirma en este criterio.


SHARE THIS ON:

3 years ago / No Comments

18

NOV

No

Comentarios

recaredo

WRITE A COMMENT

Ficheros de morosos vs. ficheros de buenos pagadores

BY IN Sin categoría On 11-11-2014

Desde que en España se aprobara la legislación en materia de protección de datos de carácter personal, de todos es sabido que los célebres ficheros de morosos han recibido una especial atención y protección, como no podía ser de otra manera por parte del Legislador. Nuestra actual Ley Orgánica 15/1999, instrumento normativo por excelencia en la materia, los menciona expresamente para así poder articular toda una serie de garantías y obligaciones al respecto.

Efectivamente, los ficheros de morosos constituyen una fuente inagotable de peligros, puesto que recogen una información extremadamente sensible para los afectados. Una filtración imprudente de estos datos, información errónea o incorrecta, o quizá un uso indebido de los mismos, puede tener consecuencias nefastas para los titulares de los datos. Quienes estamos preocupados por la implementación de las mejores prácticas en la gestión de impagos, conocemos bien los esfuerzos que debemos realizar, y estamos realizando en este sentido, a fin de garantizar los derechos de todas las partes y ofrecer a nuestros clientes un servicio eficiente y deontológicamente impecable.

Sin embargo, parece que la tendencia más novedosa, que ya se ha implantado en países como EEUU, Australia, Reino Unido, Alemania, Holanda o Italia, es la de configurar ficheros positivos, que recojan información sobre buenos pagadores. En lugar de atender al aspecto negativo del problema, como es el del impago de las deudas, este tipo de ficheros tendrían como finalidad premiar a los deudores responsables y diligentes, así como ofrecer información fidedigna a los legítimos interesados.

Presupuesto que se trata de ficheros de datos confeccionados al margen del consentimiento del titular de los datos, no obstante, este tipo de ficheros, cuya aceptación por parte de la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD) ya está siendo solicitada por muchos agentes económicos, puede suponer todo un giro en la configuración de nuestro sistema normativo en materia de protección de datos. No se puede perder de vista el hecho de que la LO 15/1999 de protección de datos, en sus definiciones del artículo 3, asimila los términos interesado y afectado, es decir, que todo el sistema regulatorio español se fundamenta en la precomprensión de que el titular de los datos, es de algún modo, un afectado, alguien que sufre un ataque injusto.

En cambio, los ficheros de buenos pagadorespretenden rebasar esta concepción quizá defensiva o proteccionista del dato personal, gracias precisamente a su configuración positiva. Según algunos expertos en la materia, este tipo de ficheros, allí donde se han implantado, han contribuido a dinamizar la concesión de créditos por parte de las entidades financieras, así como también a reducir el número de impagos. La posibilidad de contar con información fiable y de calidad, dicen estos mismos expertos, no puede sino redundar en una mayor confianza, y por tanto, en un mayor flujo de crédito. Todo ello sin dejar de lado las necesarias garantías que deben caracterizar una gestión de datos de este tipo.

No obstante, la AGPD de momento no se ha mostrado favorable a la aceptación de ficheros positivos de buenos pagadores. Quizá por razones de prudencia, para evitar una discriminación encubierta, quizá por un acto de fidelidad a la literalidad de una normativa característicamente proteccionista, lo cierto es que por el momento no se atisba un cambio de tendencia en su postura. Sólo una acción conjunta desde el sector podría dar un vuelco a la situación presente.

 


SHARE THIS ON:

3 years ago / No Comments

11

NOV

No

Comentarios

recaredo

WRITE A COMMENT

El bastanteo de documentación, un gran desconocido

BY IN Sin categoría On 05-11-2014

El bastanteo de documentación, ese gran desconocido. La actividad de bastanteo resulta generalmente desconocida al gran público, a pesar de ser la llave que permite el establecimiento de una relación de confianza entre las partes, en la medida en que garantiza el hecho de estar dirigiéndose a la persona correcta, esto es, aquél que ostenta facultades suficientes para comprometer la voluntad de la otra parte.

Bastantear no es otra cosa que garantizar que la persona física que actúa en nombre de una persona jurídica o de otra persona física, tiene poder suficiente para hacerlo, y hasta dónde llegan sus atribuciones. Delimitar dichas facultades no siempre resulta sencillo, pues el Derecho no en toda ocasión exige la formalización del acto de atribución de facultades en una escritura pública ante Notario, y ni siquiera esta formalización permite una automatización total del proceso.

Hoy como ayer, la realidad social rebasa cualquier simplificación, y el bastanteador debe enfrentarse al reto de interpretar, por ejemplo, escrituras extranjeras, cuya complejidad no procede precisamente de la lengua (que es tarea del traductor jurídico), sino de la radical diferencia de cultura jurídica entre naciones, lo que puede llevar a una mala comprensión de los poderes de una persona. Además, está el hecho de que en no pocas ocasiones los operadores en el comercio deben llevar a cabo operaciones novedosas, muchas de ellas marcadas por una extremada rapidez de las actuaciones, como en el caso de toda la actividad concerniente a los derivados financieros, en los que es difícil llegar a un equilibrio entre la confianza que debe existir entre poderdante y apoderado, y al mismo tiempo, las necesarias garantías de respeto a la voluntad del apoderado.

El bastanteador debe moverse entre la necesaria estrictez en la exigencia de requisitos formales, algunos de ellos provenientes de un mero ejercicio de prudencia a la hora de asegurar la identidad de los apoderados, y al mismo tiempo la debida valoración del caso concreto, a fin de no ahogar la dinamicidad social y jurídica en un mar de obligaciones formales imposibles de cumplir.

Por todo ello, la cualificación del bastanteador como jurista constituye un valor añadido de tremenda importancia. En Libroley tenemos una larga trayectoria en la actividad de bastanteo, especialmente en lo que se refiere a la correcta gestión de grandes cantidades de documentación, donde nuestra especialización en la materia nos ha permitido afrontar con éxito grandes proyectos a nivel nacional, con toda la riqueza lingüística, jurídica y económica de nuestras tierras. Porque sabemos de la importancia que tiene el bastanteo de documentación para nuestros clientes, siempre hemos trabajado para dar el mejor servicio, a fin de salvaguardar sus intereses más allá de una mecánica revisión de documentación que poco o nada tiene que ver con la auténtica actividad de bastanteo.


SHARE THIS ON:

3 years ago / No Comments

5

NOV

No

Comentarios

recaredo

WRITE A COMMENT

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies